Ir al contenido principal

Entradas

Destacado

3 veces en India

Estoy en India por tercera vez. Desde la 1ra vez que vine, hace dos años, no pude domesticar el obsesivo pensamiento de volver. No pude domesticar mi traste en una silla de 9 a 6. No hubo aumentos de sueldo que me apaciguaran. Ni haber formado parte de la comunidad más hermosa y hippie de Dubai me fue suficiente. La fuerza magnética de esta tierra logró que renuncie a mi trabajo en social media y, con el corazón estrujado, deje a mi familia de amores en Dubai y me suba al avión.

La mochila que llevo hoy pesa con ropa de invierno lista para Himalayas en unas semanas. Por suerte es la única mochila que cargo y de eso se trata este viaje: las montañas, el silencio y el andar liviano, casi imperceptible.

Por ahora la brisa se filtra entre los huecos de esta hamaca al costado de un río en Goa. Los grillos en concierto y la luna que sonríe entre las palmeras me pidien que despegue los dedos del teclado y los observe a ellos por un buen rato. En silencio. Como en un trance obedezco, respiro.

Últimas entradas

India con Mohanji (Intro)

Sincronía de Elefantes (y algo más)

El recuerdo

email a hermano

Escriba lo que escriba

Serendipity y el fin de un ciclo

Soy viajera o que?

Cosas que pasan... en Hong Kong

Hong Kong ♥