Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2014

Serendipity y el fin de un ciclo

Imagen
De esos limitados periodos de tiempo que damos en llamar años, viví 29, aunque a veces siento que fueron bastantes más. Cierro los ojos y me vienen imágenes y sensaciones aleatorias de momentos y situaciones que viví.  Parece que no, pero si. Todas esas escenas pasaron en la misma película. Todo en la misma vida.
Creo que estar vivo no es más que una oportunidad física para divertirse y aprender, y quizás por obra de la suerte, el arte de encontrar atajos o la simple realización de que uno es dueño de su propio destino es que siento que voy aprendiendo a hacer de mis días en este mundo algo cada vez más interesante. Así como soy de desprolija, desobediente y volátil… todo funciona, todo parece parte de una graciosa e improvisada obra compuesta de situaciones, personajes y experiencias.  

El andar desprevenidamente en moto por la cordillera de los Andes sin comida, ni señal, ni rueda de repuesto para aparecer en el altiplánico pueblito minero de San Antonio de los Cobres, los actos polít…